abril 1, 2019 Laura

5 aplicaciones de los plásticos que desconocías

Desde el descubrimiento y la creación del plástico en 1860 poco a poco este material se ha ido introduciendo en nuestras vidas reduciendo costes y, aunque la gente no lo sepa, mejorando los usos técnicos que ofrecían las antiguas piezas metálicas.

De hecho, la gran industria de la ciencia y la medicina no podría haber avanzado tanto si el plástico no hubiera entrado a sustituir el metal. Es impensable hoy en día un hospital en donde los recipientes, los utensilios no estén fabricados en plástico.

Por otra parte, otras industrias como la automovilística, la recreativa, la alimenticia poco a poco se ha sumado a los retos del movimiento del nuevo siglo gracias a la introducción de los plásticos que, por ejemplo en el caso de la industrial del automóvil, hizo posible la reducción del peso, y así no sólo un abaratamiento de los costes y por tanto una mayor accesibilidad sino, un menor consumo de energía al reducir el peso de los carruajes y una menor necesidad de combustible para moverlos.

En el caso de la industria recreativa, no podríamos imaginar que nuestros hijos e hijas jugaran hoy en día con juguetes metálicos, la industria del plástico ha aportado a nuestras vidas también seguridad.

No obstante, quizá sea la industria del plástico, una de las que más renovación necesitan puesto que las demandas del mercado pronuncian la necesidad de esa innovación en materiales que garanticen calidad, eficiencia y puedan hacer accesibles los productos a la población mundial. Porque no hay que olvidar que uno de los retos del nuevo siglo, como se viene acentuando, es el reto de la distribución, la distribución de productos y servicios que hagan posible la igualdad en cuanto a accesibilidad se refiere, y esto no sería posible si seguimos pensando en materiales sólo asumibles por unos pocos.

Para ello Vink está al servicio de ese futuro que pronto será presente para aportar más facilidades al cliente intermedio y así, que podamos ofrecer mejores servicios a nuestra sociedad.

Por ejemplo, te presentamos cinco aplicaciones que seguramente desconocías que están fabricadas con materiales plásticos: las prótesis médicas, los “cristales” de las nuevas construcciones vanguardistas, las lentillas, y no sólo los componentes automovilísticos sino también sus colores gracias a las nuevas láminas adhesivas que facilitan el cambio de color de tu automóvil.